http://www.globalonslaught.com/

Quinielas al instante

trafico web gratis

free web site traffic and promotion

Daily Calendar

Loading...

domingo, 27 de febrero de 2011

El sitio de un eximio blusero

Si amigos me refiero a Jorge Senno del cual les dejo este link
Manal en kilo 4 playon de cargas de Gerli donde Gabis compuso Avellaneda Blues. La nota completa que le hice contando la historia la subí a http://www.jorgeluissenno.com.ar/partituras03.htm
con acordes y solo transcripto nota por nota.

sábado, 12 de febrero de 2011

Esto lo saque de un foro excelente como lo fue Frituras de Mandioca


Martín Maguceno Agrupación cordobesa; que grabó una sola canción para el álbum: "Rock para mis amigos, Vol, 4”, sello Mícrofon, año 1975. (La edición en CD aparece como Vol. 2).

Principales conciertos
-1973. Club Atenas de Córdoba, compartiendo escenario con Aquelarre, cuando estos presentaron material de "Candiles" y "Brumas".
-1974. Teatro Griego de Córdoba, junto al Trío de Litto Nebbia (Nebbia-Astarita-Gonzales), y Raúl Porchetto
-Participaron de los Recitales Populares de LW1, Radio Universidad

Entrevista con Daniel Giraudo
(Compositor, arreglador, cantante, guitarrista y violinista. Participó en Martín Maguceno y en la banda Tamboor. Actualmente está abocado al estudio del flamenco, y radicado en Málaga, España.)

¿Por qué el nombre del grupo?

Elnombre del grupo estaba basado en un oso que había en Río Cuarto. Lo manejaba un gitano, y ambos, deambulaban por toda la región. Nos gustó la imagen porque el gitano lo hacía bailar, tenía sus trucos para hacerlo bailar, y hacer que pidiera dinero a la gente para hacer sus malabares. Era un oso de seiscientos, setecientos kilos, un pedazo de bicho...
Entonces, el gitano le decía que bailara, y como tenía condicionado sus movimientos, el oso decía que no, y con ese truco el gitano le pedía dinero a la gente hasta que dijera que sí; y cuando veía que a la gente no le quedaba ni un centavo de lo destinado para diversión de los chicos, lo hacía bailar. Eso no tenía ninguna connotación con el grupo, aunque nosotros siempre decíamos que si a bailar o cantar...

¿Que recordás del tema?

Lo que recuerdo del tema, es que teníamos 18, 19 años y no podíamos ensayar en ninguna casa porque los vecinos se molestaban, o las mamás nos echaban. Entonces nos agenciamos un Rambler de esos increíbles y nos fuimos al Parque Autóctono con un violoncelo, con un violín y con una guitarra. Yo tocaba el violín, Fernando Pont Vergez el violoncelo, y Oscar Linera tocaba "adelante"la guitarra. Era pleno invierno, así que estaban los vidrios empañados, era un vaho a tabaco.
Mientras estábamos componiendo (era como la una de la mañana), siento un ruido en el vidrio trasero del auto. Cuando lo veo, era el cañón de un semi automático, y era la policía que acudió alarmada por la música que salía del viejo Rambler -demasiado real- para ser de radio. Nos hicieron salir, mientras el policía nos apuntaba con su arma sin cargar, cuando abrimos las puertas y el tipo ve esos bichos de madera, martilla el arma, porque se habrá imaginado: "esto es muy raro, es peor que una 45 porque no lo conozco”. Y vos sabés lo que piensa el ejército y la policía; que el enemigo, es enemigo en tanto no se conoce. Lo desconocido engendra mucho más miedo que lo conocido. A todas las fuerzas armadas del mundo, se las educa con la idea de que al enemigo no se lo conoce, eso engendra muchísimo más odio; y si le agregas, que cree en algo distinto, es peor.
Frente a todo lo que estoy contando, aún está el policía apuntando a ese insecto que es un celo, y había que convencerlo de que no hacía daño, y sobre todo había que convencerlo de que esos instrumentos no creían en otra cosa, de que no tenían credo. Ahí fue cuando lo pudimos calmar...

¿Cómo eran los recitales del grupo?

Como en una especie de circo rock, y yo creo que Jorge Alvarez vio esa estética que habíamos hecho en el primer recital en el Córdoba Sport. Llevamos gente del ambiente circense, malabaristas, payasos, y lo hicimos en un contexto de ring, porque el Córdoba Sport era un ring de box. En el mismo ring actuábamos, mientras entraban los payasos, enanos y todo el circo... A Jorge Alvarez le interesó el recital, y por eso nos propuso grabar "En un domingo”.
Fuimos a Buenos Aires, y recuerdo que Sui Generis estaba grabando "Alto en la torre”, Charly y Nito estaban poniendo las voces al tema mientras yo esperaba para hacer lo mismo, con el tema de Martín Maguceno. Ese momento fue muy lindo, verlos a los Sui Generis grabando "Alto en la torre”.

¿Quiénes participan en la grabación?

Lo que pasó con el tema es que se rehicieron las bases; Jorge Alvarez las quiso trabajar, con desacierto para mi forma de ver, porque lo que había planteado la banda era mucho mejor. Pero de todas formas, no puedo dejar de agradecer que Charly García participó con los primeros sintetizadores Junos que habían entrado al país, y se nota, porque yo lo veía tratando de buscar timbres, pero claro, eran los primeros sintetizadores que para nosotros eran una jungla. Así que Charly estaba a cuatro manos, no le alcanzaban las manos para buscar timbres de su nuevo teclado; los puso y le gustaron casi todos...

¿Vos estás en violín?

No, en violín estaba otro músico legendario para el rock: Jorge Pinchevsky.
Después, la base que nosotros habíamos hecho en Córdoba con violoncelo; Alvarez la cambió por Rinaldo Rafanelli en bajo, siempre me encantó el sonido del bajo de Rafanelli, y eso fue un gusto también.
Y bueno, así fue: Charly, Pinchevsky, Rafanelli, toda esa gente que colaboró y me dieron una gran alegría, a pesar de que el tema fue retocado, no sé con que intenciones, pero, fue una lástima. Algún día, a lo mejor tenga el gusto de hacerlo en vivo, como me gustaba a mí, de la forma más original posible, y sin el policía apuntando...
* Entrevista realizada por Lucio Carnicer para el programa radial: Frituras de Mandioca, febrero de 2001.

jueves, 10 de febrero de 2011